Equilibrar Ajna, el chakra de la Intuición

Nombre Sánscrito: Ajna.
Nombre Común:
chakra del entrecejo, tercer ojo.
Ubicación: en el centro de la frente, entre los ojos.
Elemento: ninguno presente en la Tierra.
Mantra: Ksham.
Color: índigo.

Ajna es nuestro sexto chakra, es el segundo de los tres chakras del espíritu y se le conoce como el chakra del tercer ojo, puesto que está ubicado en el centro de la frente, el entrecejo y relacionado al saber, la percepción, la Intuición. Así como es importante visualizar conceptos y aspectos del universo interior y exterior, es igual de relevante la manera en que los comprendemos. Un chakra Ajna saludable no sólo nos proporciona el conocimiento verídico de quienes somos, también nos mantiene en conexión con la sabiduría infinita.

Ajna en equilibrio
Cuando el chakra del tercer ojo está en equilibrio disponemos de claridad de pensamiento y análisis, también de energía suficientes para alinear el plano de las ideas con el de las acciones y de esta forma materializarlas en nuestra vida. Nos sentimos confiados en nosotros mismos, en nuestra intuición, en los otros, en la vida. Cultivamos la introspección, la autorealización, la templanza.

Ajna en desequilibrio
Cuando perdemos la salud del sexto chakra perdemos la energía para desarrollar ideas y más importante aún para manifestar una vida plena, lo que acarrea sentimientos de frustración, confusión. En una instancia más profunda, incluso es posible que nos entrampemos en creencias erróneas y negativas acerca de nosotros mismos y/o lo que nos rodea y comencemos a manifestarlas en nuestra vida diaria, causando estragos. También es posible experimentar jaquecas y pesadillas.

Cómo equilibrar Ajna
Ten en cuenta que desarrollar tu sexto sentido; el sentido de la Intuición, es una capacidad inherente al ser humano, pero también es un camino, deberás poco a poco volver a conectar y confiar en el. Para restaurar la salud de tu chakra Ajna, te proponemos tres actividades, que como de costumbre son factibles de realizar en casa e incluso combinadamente, todo con la finalidad de motivar e impulsar tu experiencia:

– Meditar: te recomendamos realizar una práctica de meditación matutina. Encuentra un lugar tranquilo y siéntate en una postura cómoda, con la columna erguida. Cierra tus ojos y gíralos hacia el entrecejo, visualiza una luz color índigo muy brillante irradiando desde ese mismo lugar (sostén esta visualización durante toda la meditación). Inhala y exhala por la nariz larga y profundamente (hazlo así durante toda la meditación), relaja cuello y hombros. Si eres un/a meditador/a principiante intenta sostener la meditación por al menos 3 minutos (idealmente aumenta la duración en prácticas posteriores). Para terminar llevarás nuevamente la atención a tu respiración y abrirás lentamente tus ojos. Mantente siempre atento/a y receptivo/a a la experiencia, puedes incluso llevar una libreta de anotaciones para escribir sobre los efectos percibidos durante y después de la práctica.

– Practicar Balasana: nombre en sánscrito para la postura de yoga conocida como postura del niño. Una asana de nivel básico que induce la tranquilidad mental y estimula la zona del tercer ojo. Para comenzar encuentra un superficie suficientemente cómoda y ponte de rodillas, con la espalda recta. Tus piernas deben estar pegadas, tocándose. Relaja tu cuello, hombros y brazos. Luego lleva los glúteos a los talones, mientras mantienes la espalda recta y los brazos descansando a los costados. Inclina la parte superior de tu cuerpo hacia el suelo, apoyando la frente contra este. Estarás tocando las piernas con el pecho y los brazos permanecerán a los costados. Tus ojos deberán estar cerrados y girados hacia el entrecejo, tu respiración debe mantenerse lenta y profunda. Permanece en esta postura idealmente 1 minuto, como siempre escucha a tu cuerpo y no lo fuerces. Finalmente reincorpórate lentamente a la posición inicial (de rodillas) y abre tus ojos, espera el tiempo que sea necesario antes de ponerte de pie en forma segura.

Beber Ajna Tea: el té Ajna es uno de los 7 Chakras Tea de EnergizaTé, creado para devolver la energía y el equilibrio al sexto chakra, gracias a la sincronía sus ingredientes seleccionados. Es un blend tan poderoso como placentero, que combina los beneficios del té, flores y frutos. Puedes beberlo donde y cuando quieras, aunque es recomendable realizar su ingesta como un ritual de autocuidado y amor. Mientras lo bebes, te recomendamos repetir mentalmente la siguiente afirmación, que ayudará a eliminar obstrucciones a nivel subconsciente “Yo honro mi intuición, acepto mi camino. Sano mente, cuerpo y espíritu”.

Hasta ahora has podido leer en este Blog una serie de artículos que han profundizado en el conocimiento y comprensión de seis de nuestros siete principales chakras, entregándote herramientas para ayudar a identificar y adquirir conciencia sobre cuáles están fuera de balance, para posteriormente alinearlos. En el siguiente artículo abordaremos los saberes relacionados al séptimo chakra, no te lo pierdas.

“En lo que pensamos, justamente en eso nos convertiremos”.
– Gautama Buddha.

¿Te gustó este artículo?
¡Compártelo!

Namaste.