Nombre Sánscrito: Anahata.
Nombre Común:
chakra del corazón.
Ubicación: pecho.
Elemento: aire.
Mantra: Yam.
Color: verde.

Anahata es el cuarto los siete chakras principales, al encontrarse en el medio de estos representa la convergencia de la materia y la espiritualidad. Está ubicado en el centro del pecho y relacionado al amor puro, la voluntad de amar, los sentimientos, la empatía y la compasión.

Anahata en equilibrio
Cuando nuestro chakra del corazón está saludable, en equilibrio, fluimos con amor y compasión, somos capaces de aceptarnos y de aceptar a los demás y también de perdonar rápidamente. Vivimos en profunda paz, que emana de la ausencia de conflictos y de estar en conexión y armonía con lo que nos rodea.

Anahata en desequilibrio

Un chakra del corazón cerrado o desequilibrado puede llevarnos a experimentar inestabilidad emocional, a sentir desolación, pena, ira, miedo y odio hacia los demás e incluso hacia nosotros mismos. También a presentar dificultad para encontrar sentido a la vida. Puede llegar a suprimir el sistema inmunológico y a manifestarse en enfermedades cardiovasculares.

Cómo equilibrar Anahata
Para equilibrar este chakra y vivir desde Anahata es importante reconocer que a lo largo de nuestra existencia nos será imposible evitar situaciones en que una persona o circunstancia nos provoque tristeza o dolor, pero lo que si podemos hacer es elegir qué hacer con esas emociones…un corazón abierto se permite sentir plenamente para luego dejarlas ir. De esta forma podemos seguir adelante y recibir nuevas oportunidades y experiencias sin miedo, con amor, comprensión y compasión.

A continuación describimos algunas sencillas actividades con las que podrás trabajar en la salud de tu cuarto chakra, como de costumbre, estas pueden ser realizadas en casa e incluso combinadamente:

– Gemoterapia: consiste en la utilización de gemas (piedras preciosas y semipreciosas) para sanar al ser humano en sus distintas dimensiones. La piedra más utilizada para limpiar este chakra es el cuarzo rosa, aunque también son muy afines la esmeralda, la malaquita y el jade. Busca un lugar tranquilo, sostén la piedra con tu mano izquierda y ciérrala. Visualiza como una energía rosa o verde sale de la piedra y comienza a recorrer todo tu cuerpo hasta llegar a tu cuarto chakra, toma el tiempo que necesites para hacerlo. Luego, visualiza como esta energía va limpiando todo lo que pueda estar “sucio”, atascado. Para terminar visualiza tu cuarto chakra brillando en tu pecho.

– Practicar Bhujangasana: nombre en sánscrito para la postura de yoga conocida como postura de la cobra. Una asana de nivel básico que te permitirá expandir el tórax estimulando el cuarto chakra. Para comenzar acuéstate boca abajo, junta los pies y lleva las palmas de las manos a cada lado de tu pecho (con los codos junto al cuerpo). Haz una inhalación de aire y presiona el suelo con tus manos hasta que logres elevar el pecho y los hombres, mantén el pecho abierto y activa la espalda, flexionando la columna hacia atrás como una serpiente (flexiona sólo cuanto te sea posible, conoce y respeta tus límites). Si estás comenzando con esta práctica intenta mantener la cobra por al menos 3 respiraciones, si ya te es familiar puedes intentar mantenerla por 2 o 3 minutos. Finalmente baja para descansar por un momento en la postura inicial.

– Beber Anahata Tea: el té Anahata es uno de los 7 Chakras Tea de EnergizaTé, creado para devolver la energía y el equilibrio al cuarto chakra, gracias a la sincronía sus ingredientes seleccionados. Es un blend dulce y reconfortante, una caricia al corazón, que combina las virtudes del té verde, hierbas, frutos y la preciada vainilla. Puedes beberlo donde y cuando quieras, aunque es recomendable realizar su ingesta como un ritual de autocuidado y amor, mientras lo bebes puedes repetir mentalmente la siguiente afirmación, que ayudará a eliminar obstrucciones a nivel subconsciente “Mi corazón está centrado y abierto. Soy eternamente amado”.

No olvides que en los siguientes artículos de este Blog profundizaremos en el conocimiento de los siguientes chakras (quinto, sexto, séptimo) y seguiremos entregando herramientas y consejos que te ayudarán a identificar y adquirir conciencia sobre cuáles están fuera de balance, para posteriormente alinearlos.

Hermoso andar para todo/as nosotros/as.
Namaste.